Nuestra filosofía
Misión

Formar personas con sentido crítico, principios y valores éticos que sean capaces de interactuar y beneficiar a la comunidad, comprometidos con la calidad educativa, la formación cristiana y el desarrollo integral en un ambiente fraterno y de ayuda mutua.

Visión

Ser una institución comprometida con la calidad educativa que de modo sustancial impacte positivamente en su entorno.

Valores

Nuestra institución promueve una educación enriquecida en valores que ayudan a interactuar con los demás en un ambiente de respeto y armonía para un mejor desenvolvimiento de los alumnos.



  • Respeto

  • Solidaridad

  • Honestidad

  • Responsabilidad

/

Formación religiosa

La Escuela Particular Netzahualcóyotl interesada por la formación religiosa que sus hijos deben tener para conocer a cristo y así se vuelvan unos hijos de mucha fe respetuosos pero sobre todo enamorados de cristo nuestro señor.

 

Es por eso que la institución fomenta la religión a través de retiros espirituales tanto para alumnos como a profesores, misas semanales dentro de la institución al igual de visitas de algunos centros religiosos con el fin de enseñar el amor de Jesús para con los hombres.

 

Por que estamos convencidos que la educación no solo se da con Matemáticas, Español y demás ciencias, sino también con el inmenso amor a Dios. 

Enseñanza de calidad y abiertamente católica

/

Es un centro educativo que merece una mención especial; es una Escuela Particular fundada a fines del siglo pasado con otro nombre que funcionaba precisamente en el convento derruido y auspiciada por un sacerdote de apellido Lira. Posteriormente la manejaron dos maestras hermanas, Concepción y María de la Luz Goya, que debieron ser muy competentes pues sus alumnos que ahora andan entre los 60 y 70 años fueron los ciudadanos más preparados de su época. Después, alrededor de 1930, llegaron a hacerse cargo de esta corriente educativa unas religiosas que se denominan Carmelitas terciarias descalzas; vinieron por invitación de la señora Carmen Bravo y se establecieron en la casa del señor Mariano Jiménez en el barrio de San Juan, manzana de San Pablo.

Hubo un incidente y la madres molestas se fueron a la ciudad de México, pero en vista de su buena labor, una comisión de vecinos distinguidos encabezados por Don Rafael Espinoza, Don Antonio Martínez y Don Benjamín Alonso, fueron a entrevistar a la madre superiora para que mandara nuevamente, y después de vencer la resistencia que les puso aceptó que regresaran las madres mediante ciertas condiciones. Una de ellas fue que se les proporcionaran casa en la cabecera municipal. Don Rafael Espinoza ofreció la suya que era la única de 2 pisos, por lo que en ella se alojaron la escuela y la casa habitación de las religiosas. En ésta segunda época, por iniciativa de los padres de familia, la Escuela adoptó el nombre de "Netzahualcóyotl" en el año de 1933.

 

Por algunos años estuvo funcionando una estación de esta escuela en San Pablo, en la casa del señor Buenaventura Buendía.

Vinieron épocas difíciles, las religiosas se fueron a vivir a la casa del Señor Francisco Rico Alonso en la misma cabecera municipal y la escuela se cambió a la casa conocida como de Doña Pancha Gálvez a la orilla del pueblo.

Las cosas se pusieron más difíciles aún y la escuela tuvo que dispersarse. Muchos vecinos ofrecieron sus casas y así funcionó algunos años hasta que volvió a reunirse en la casa de Don Crisanto Vargas.

Los padres de familia decidieron afrontar la situación y construir un edificio que estuviera a la altura de las aspiraciones del pueblo. Se convocó a una junta y se nombró una mesa directiva, la cual fue integrada por: Antonio Martínez Zaldívar (presidente), Agustín Jiménez Jiménez (secretario) y Tomas Alonso Martínez (tesorero).

Uno de los primeros pasos fue concebir el terreno pero no fue problema porque el señor Aniceto Martínez Zaldívar donó 10 mil metros cuadrados para la escuela. El señor Crisanto Vargas donó una casa que fue vendida para obtener recursos materiales. El pueblo empezó a cooperar y a los pocos meses había sobre el terreno 20 mil tabiques, todo iba sobre rieles. Se contaba con el entusiasmo del padre Maximino Castro y de la superiora de Chimalhuacán, la madre Guadalupe Granados.

 

La fiesta de inauguración del nuevo edificio en el año de 1954 fue muy solemne y entre los personajes oficiales que acudieron se encontraba el Lic. Gual Vidal secretario de educación pública, del Lic. Miguel Alemán, el Lic. Arturo García Formenti. En representación del gobernador del estado de México, Don Salvador Sánchez Colín, acudió al secretario general de gobierno, don Malaquías Huitrón, H. Ayuntamiento de Chimalhuacán, y por parte de las religiosas estuvieron las más altas autoridades de la congregación de religiosas distinguidas por su saber y santidad.

Lugar preponderante entre los asistentes se encontraba don Luis G. Legorreta, su señora esposa Guadalupe Vilchis de Legorreta y sus hijos Javier, Ricardo, Isabel y Fernando Legorreta Vilchis. Fue una ceremonia histórica inolvidable. La escuela en su nuevo edificio inicio una ruta ascendente pues a los pocos años rebaso la enseñanza de educación primaria para fundar una escuela comercia incorporada a la secretaria de educación pública que produjo generaciones muy eficientes de contadores privados; en esta etapa colaboraron con la fundadora de la escuela comercial que fue la maestra Blanca Serafín, los ex alumnos Dr. Álvaro Rico Sánchez, Dr. Francisco Rico Sánchez, el Prof. Eugenio Alonso Martínez y el Prof. Elías Alonso Martínez de manera generosa y desinteresada. posteriormente se fundó en el mismo edifico y por la misma maestra Blanca Serafín la primera escuela secundaria en el municipio, que funciona actualmente y de la cual han salido ya muchos profesionistas que están ejerciendo en diferentes partes de la república, indudablemente sin esta escuela no se hubiera producido el adelanto actual que se palpa.

En 1973, siendo supervisora la madre Ana María Alonso Martínez consiguió un donativo en Alemania de 80, 000 francos, que administró Don Luis G. Legorreta con los cuales se construyó sobre la planta baja casi todo lo que existe en la actualidad así como las canchas deportivas de básquetbol y voleibol, que según su idea serían destinadas a la juventud del pueblo no únicamente a los alumnos. Colaboraron con ella los señores Manuel Valverde, Agustín Castillo Valverde y Juan Valdez Castillo como representantes de los padres de familia.

 

Esta escuela es por muchos motivos muy querida por la comunidad de Chimalhuacán y sus alrededores .

Visitantes:

Amargura No. 16, Cabecera Municipal, Chimalhuacán, Estado de México.

Tels. 55 58 52 00 11  y  55 58 53 68 70

  © 2020 Escuela Particular Netzahualcóyotl - Todos los derechos reservados